Biblioteca accesible y sostenible

Accesibilidad

Nuestras bibliotecas cumplen con casi todos los criterios de accesibilidad física a sus instalaciones y servicios. Se estudian las medidas de mejora.
Además, existen recursos adaptados como audiolibros, textos en braille y recursos que pueden ser descargados en formato audio.

 

Biblioteca Vargas-Zúñiga

  • El acceso a la Universidad por la C/ Compañía se realiza a cota 0. El acceso por la C/ Serrano se realiza por rampa accesible a petición del usuario que lo necesite; hay ascensor habilitado para discapacidad para llegar hasta la Biblioteca.
  • La puerta de acceso a la Biblioteca es de apertura manual con pomo con espacio de apertura superior a 0,80 m.
  • Movilidad interior (pasillos): las zonas de paso con circulación de uso público tienen un ancho mínimo de 1,20 m.
  • Mostrador y espacio de atención al público: no dispone de un mostrador adecuado a las normas, pero el espacio con el obstáculo más próximo es mayor de 0,80 m.
  • Mobiliario: la distancia entre los obstáculos que se circula es mayor de 0,80 m. Se cumple, excepto en algunas zonas de acceso a estanterías en que la distancia entre mesas/sillas y estanterías es menor.
  • Aseos accesibles en biblioteca: no se dispone de ellos. La puerta de acceso a los aseos no es abatible y mide menos de 0,80 cm.
  • Aseos accesibles en el centro: sí.
  • Ascensor: sí, para acceder a todas las plantas de la biblioteca.

Biblioteca del Campus Champagnat

  • El acceso al Edificio se realiza a cota 0.
  • La puerta de acceso a la Biblioteca es de apertura manual con pomo con espacio de apertura superior a 0,80 m.
  • Movilidad interior (pasillos): las zonas de paso con circulación de uso público tienen un ancho mínimo de 1,20 m.
  • Mostrador y espacio de atención al público: el mostrador es bajo y cumple con las medidas y distancias indicadas. El espacio con el obstáculo más próximo es mayor de 0,80 m.
  • Mobiliario: la distancia entre los obstáculos que se circula es mayor de 0,80 m. Se cumple, excepto en algunas zonas de acceso a estanterías en que la distancia entre mesas/sillas y estanterías es menor.
  • Aseos accesibles en biblioteca: no.
  • Aseos accesibles en el centro: sí.
  • Ascensor: sí, para acceder a todas las plantas de la Biblioteca.
Biblioteca Vargas-Zúñiga Biblioteca Campus Champagnat
Acceso edificio

Por rampa accesible, ascensor habilitado para discapacidad o escalera con ayuda técnica para salvar desniveles. / No. Por escalera, sin rampa, ascensor, u otros medios habilitados para salvar desniveles.

No

Por escalera, sin rampa, ascensor, u otros medios habilitados para salvar desniveles.

Puerta de acceso biblioteca

No

De apertura manual con pomo y/o espacio apertura inferior a 0,80 m.

No

De apertura manual con pomo y/o espacio apertura inferior a 0,80 m.

Movilidad interior (pasillos)

pasillos o zonas de paso con circulación de uso público, ancho mínimo 1,20 m. puntualmente a 50 cm

Mostrador

Al menos un tramo de mostrador de: 0,80 de anchura, altura máxima entre 0,70 m. y 0,85 m. y hueco mínimo en su parte inferior libre de obstáculos de 0,70 m. de alto, 0,50 m. de profundidad y 0,80 m. de anchura

No

Espacio en punto de atención

En dependencia con mobiliario, distancia mínima entre dos obstáculos 0,80 m. y el frente que deba ser accesible de anchura no inferior a 0,80 m.

Distancia entre mobiliario

La distancia entre los obstáculos que se circula es de 0.80 m.

Aseos accesibles en la Facultad/Escuela/Edificio

Ascensor

Sostenibilidad

Desde la Biblioteca de la UPSA nos comprometemos con el medio ambiente, preocupándonos por el ahorro de energía. Buscamos ahorrar energía mediante el uso de sensores y materiales sostenibles y reutilizables, y pedimos a nuestros usuarios que colaboren con nosotros no dejando las luces de las mesas encendidas o no abriendo ventanas para evitar que se desperdicie la energía necesaria para refrigerar o calentar las instalaciones.

El reciclado de papel y otros materiales es una práctica habitual en nuestra Biblioteca.

Al mismo tiempo, optamos por soluciones de software libre. En este sentido fuimos pioneros en el mundo de las bibliotecas universitarias españolas al migrar al sistema de gestión bibliotecaria KOHA. Utilizamos Linux y Ubuntu en algunos de los equipos de nuestra Biblioteca y seguimos buscando soluciones de software libre para otras tareas.

Como seña de identidad de responsabilidad social apostamos por el Acceso Abierto al conocimiento, prueba de ello es el impulso a la firma de la Declaración de Berlín por parte de Rectorado y la puesta en marcha y gestión del repositorio institucional SUMMA. También intentamos recomendar a nuestros usuarios la publicación en abierto, así como el uso de recursos de calidad de ese tipo.